jueves, 19 de marzo de 2009

Los Mil y Un Reflejos del Ser

"Yo que sentí el horror de los espejos
no sólo ante el cristal impenetrable
donde acaba y empieza,
inhabitable,
un imposible espacio de reflejos..."
Los Espejos, Jorge Luis Borges.

Hace mucho, mucho tiempo, durante la primera infancia de nuestra civilización, la gente contaba historias. Estas historias con sus adaptaciones locales y temporales se han repetido una y otra vez, de padre a hijo y de maestro a discípulo, formando el tesoro de la philosophia perennis de la humanidad. Agradezco a Swami Chidvilasananda, la gran maestra del linaje de los Siddhas, haberme transmitido la historia semilla de la que surgió esta narración.

Cuenta una antigua leyenda china, que una vez un sabio emperador perteneciente a la dinastía Han mandó a construir en los jardines imperiales, a orillas del río Quian, un pabellón cuyo interior estaba totalmente recubierto de espejos.

Cuando la obra estuvo terminada, el emperador, complacido con su proyecto, pidió a su Primer Ministro que abriera sus puertas a todos los habitantes del imperio para que pudieran disfrutar de este gran calidoscopio y sus mil y un reflejos.

El primero en descubrir el nuevo pabellón fue Xiao Shanbo, el joven Dragón Imperial, quien se había escapado de su guardián para cazas libélulas, su golosina preferida. Xiao Shanbo meneó su cola feliz, a la luz del sol sus escamas brillaban como esmeraldas, sus acuosos ojos verdes titilaron entusiasmados. El dragón lanzó un chillido de alegría, waakkkk, reduciendo a cenizas la copa de un cerezo en flor en el portal del pabellón. Atravesó el atrio del templo, desplegando toda su magnificencia. Este era un lugar digno de Xiao Shanbo, el Gran Dragón Imperial. Vanidoso, llevó su mirada al cielo y ...¡Oh sorpresa!, un dragón lo observaba desafiante desde el techo. Sus escamas se erizaron y su cola se puso en guardia. Su enemigo redobló la guardia también. Pensó en escapar, pero ...¡Oh sorpresa nuevamente! Estaba cara a cara con otro dragón. La hilera de astas doradas alrededor de su cara, se tornó púrpura. Sintió una presencia a sus espaldas, giró rápidamente y ...¡Otro dragón más en la retaguardia! Xiao Shanbo, gritó y pataleó en un pseudo alarde de valentía. Decenas de dragones a su alrededor espejaron su envestida, lanzando también su aliento ácido sobre Xiao Shanbo. El Dragón Imperial abrió su boca, furioso, y vio por un momento el interior de la boca de del contrincante frente a él: era una cueva muy, muy larga y muy, muy oscura, ...la rabiosa lengua bífida y viscosa chorreaba una sustancia verdusca realmente repugnante. El joven dragón se enardeció. Los fuegos del infierno ardían dentro de sus fauces. Cientos de labios rojos flamearon por doquier. ¿Qué ejercito de dragones osaba desafiar a Xiao Shanbo, el último Bola de Fuego Chino? Pero si había otros Bola de Fuego, el ya no era todo lo especial que siempre había creído ser. Xiao Shanbo entró en pánico. Tres toneladas de pánico. “Los verdaderamente hábiles en la guerra someten al ejército enemigo sin batallar” recordó Xiao Shanbo. Y así, siguiendo el consejo del sabio Sun Tzu, maestro en el arte de la guerra, metió su cola entre las patas y voló fuera del templo. Aterrado, se atrincheró detrás de un promontorio de rocas negras, esperando que la estampida de dragones lo aplastara sin compasión. Xiao Shanbo esperó y esperó, elucubrando nuevas estrategias de combate. Pero nada sucedió. Aturdido, regresó al Jardín del Dragón Imperial. Sus escamas lucían opacas, sus ojos desorbitados. Enroscado en su larga cola, llena de espolones, se apoltronó sobre un gran almohadón bordado en seda y oro y, agotado, se durmió.

El siguiente visitante del salón de los espejos fue el anciano maestro Lau Nai Süan, Abad de la Orden de Sabiduría Ancestral, quien se dirigía a meditar junto al Estanque del Pez Dorado. El nuevo edificio llamó su atención y decidió explorar. Al entrar vio una gran cantidad de ancianos de blanca barba y larga cabellera, kimono de seda marrón, y bastón de madera que le sonreían con amabilidad. Miró a su alrededor y la escena se multiplicó…sonrió satisfecho. Cientos de ancianos le respondieron dibujando una benévola sonrisa en sus avejentados rostros. Lau Nai Süan, se reconoció a si mismo en los mil y un reflejos que lo rodeaban. Una carcajada estrepitosa reverberó en el Gran Salón. El Abad se sentía feliz. Y su felicidad se multiplicaba cuantas más imágenes de si mismo descubría. Lleno de humildad y agradecimiento elevó esta antigua plegaria al cielo:

“Oh sol dorado en el cielo azul, impulsor de todo lo que vive,
Concédenos el don de la vista
Que las mas altas cumbres, libres de nubes,
Nos bendigan con su sabiduría y visión,
Que el creador mismo ilumine nuestro corazón,
Que resplandezca a través de nuestros ojos…
…Oh sol magnificente, hermoso de contemplar,
Que aprendemos a ver y veamos claramente con estos,
Nuestros ojos mortales, nuestros ojos humanos”

Y así, orando, salió del Salón de los Espejos. Al legar al portal, dio la vuelta, inclinó su cabeza, llevo sus manos al corazón y se despidió de los mil y un reflejos. “La paz sea contigo”, susurraron los ancianos en los espejos. “y con tu espíritu”, respondió Lau Nai Süan lleno de gozo.

"Si quieres que la paz reine en el mundo debes, primero, tener paz en tu hogar; y para que la paz reine en tu hogar, debes esencialmente vivirla en el templo de tu corazón."
Antiguo Proverbio Chino.
Autora: María Giacobone Carballo. 2006 ©


LOS MIL Y UN REFLEJOS DEL SER. Premiado en Concurso Internacional Homenaje a Mahatma Ghandi. Ed. Pegasso 2006. Publicado en antologìa homónima.

61 comentarios:

Luna dijo...

Hola cielo precioso me gusto mucho la historia asi que te ire sigueindo para leerlas todas
un beso desde mi Luna

Venus dijo...

Gracias Luna!!! La primera seguidora de mi nuevo blog. Te quiero mucho!
Besos,
Maria

Myr dijo...

Bienvenida colega! que gusto!!!
Pasa por mi otro blog Exploraciones del Alma y ahi tengo el post del otonio.

Ahora est tardisimo y no alcanzo a leerte, pero aui estare, tambien en tu otro blog.

Beso muy grande, vuelvo maniana.

Pequeños Soles de Noe dijo...

Venus gracias por pasar por mis Pequeños Soles!
Hermoso el relato y me ha dejado una gran enseñanza.
Un cariño
Noe

sedemiuqse dijo...

Te saludo, hay que leer con tranquilidad.
besitos y amor
je

Janeth dijo...

Hola Venus, gracias por la visita a mi blog, te pase a saludar y me sorprendio la belleza de este cuento, narra con mucha elocuencia y fluides las diferentes facetas del ser, me encanto, muy bello amiga, espero seguir compartiendo contigo.
Besitos
Janeth

Abuela Ciber dijo...

Preciosa narracion.

Si irradiamos paz la misma see reflejara en nuestro entorno o viceversa.

Cariños

Venus dijo...

Gracias Myr! Paso por tu blog Exploraciones del Alma. Suena interesante!
Besos,
Maria

Venus dijo...

Pequeños soles... gracias por iluminar este espacio con tu luz y tu reflexion...
Besos,
Maria

Venus dijo...

Gracias por la visita Je!
Besote,
Maria

Venus dijo...

Janeth, asi es muy buena tu vision, podemos intertrepar el cuento como las diferentes facetas del SER.
Seguimos en contacto,
Beso,
Maria

Venus dijo...

Abuela Ciber, siempre presente, gracias...
Relacionado al tema de los celos me parecio bueno ilustrar con este cuento nuestros "dragones" interiores proyectados en el entorno... La paz nace en el corazon de cada uno de nosotros y desde alli crece en circulos concentricos...
Beso,
Maria

Yoyo dijo...

Genial narración!! :)
Te sigo.
Besos
Yoyo

MV dijo...

He sido Xiao Shanbo. Reconozco las bolas de fuego lanzadas por rabia, por soberbia pero sobre todo por miedo.

He sido Lau Nai Süan. Reconozco las sonrisas, la satisfacción por lo ajeno, la humildad y el agradecimiento.

Pero aún me queda mucho que contemplar y por eso debo seguir visitando el pabellón de los espejos del emperador de la dinastía Han para seguir aprendiendo del reflejo de sus imagenes.

¡Gracias por pasarte por nunca contentos; así tengo el camino abierto a este pabellón mágico y revelador!

Alberich dijo...

Gracias por esta maravilla.
Y por tu visita.
Besos.

Venus dijo...

Gracias Yo Yo por seguir transitando juntas este camino mutuo enriquecimiento.
Besos,
Maria

Venus dijo...

Gracias MV, asi es, lo que escribo son retazos de mi experiencia personal tejidos con los hilos de la fantasia...Yo tambien fui el Dragon, y a veces...todavia aparece...pero lo reconozco. Tambien fui el Abad, pero alli mis ojos no veian calramente por mi orgullo espiritual. Ahora solo busco la paz en mi corazon y ver la chispita Divina en todos y todo lo que me rodea...
Que bueno que sali y pasear y te encontre!!!!
Besos,
Maria

Venus dijo...

Alberich, me encanta salir a pasear y encontrar maravillosos reflejos del Ser.
Besos,
Maria

Anónimo dijo...

Qué hermoso cuento Venus. Gracias por compartir. El reflejo de la alegría se multiplica a través de tu blog.
Un beso.

Alicia la Necia.

LABERINTO ALADO dijo...

No supe cómo publicar con la cuenta Blogger...

LABERINTO ALADO dijo...

Creo que siempre sí supe... jajaja...

Alodia dijo...

Gracias por entrar en mi blog. Nos has regalado una bonita historia y ahora que conozco tu casa vendré a visitarte con tu permiso. Abrazos.

ana dijo...

Pues claro que he aceptado tu invitación. Cómo no iba a hacerlo, y más si me ofreces un cuento.

Encantada niña. Nos seguiremos viendo.

Un besito.

Casa de Los Cuentos dijo...

Hola Venus

Despliega ahora el velamen de tu nave insignia que yo, por mi parte, desde mi casa frente al mar de la palabra, siempre con las puertas abiertas, soplo fuerte en dirección al sur… y te deseo buena suerte.

Un saludo. Jabier.

Mercedes dijo...

Paso a devolverte la visita, y me quito el sombrero: tu cuento es magnífico!

Te aviso de que no podré ser fiel a "Los cuentos de Venus" al 100%, porque... tu otro blog también me ha tentado muchísimo!!!!!!!! :-)

Un beso y hasta muy pronto!

Venus dijo...

Gracias Ana Y Alodia por haber dejado sus bellas huellas en este rincón.
Besos
Maria

Venus dijo...

Jabier, navegamos juntos por este maravilloso mar de la palabra. Buenos vientos para tì.
Besos,
Maria

Venus dijo...

Gracias Mercedes!
Los dos blogs son uno, los cuentos apoyan la tematica de Recuerdos de Venus. Magnifico que leas dos dos. Bienvenida!
Besos,
Maria

angélica beatriz dijo...

Hola querida Venus. Encantada de conocerte.

Gracias por visitar mi espacio, el tuyo es bellísimo. Vendré seguido.

Un beso para ti.

Esbelta dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Esbelta dijo...

Perdón apreté mal algún botón y borre el mensaje, me gustaron tus blogs, estoy iniciándome en la escritura te gustaría pasar a leer lo publique y darme una opinión, sin compromisos, sería de mucho valor para mi. Saludos.

Venus dijo...

Hola Angelica Beatriz,
Gracias por tu visita ! Nos mantenemos en contacto,
Besos,
Maria

Alejandro Ramírez dijo...

Muy hermoso el cuento. Espero que publiques muchos más y espero que me permitas hospedarme como uno de tus seguidores.

También tengo un pequeño blog de cuentos cortos, por si sientes curiosidad.

http://cuentominicuento.blogspot.com/

Venus dijo...

Gracias Alejandro !
Hoy paso a visitarte, con un rico café y el corazon abierto para saborear tus cuentos.
Beso,
Maria

Anónimo dijo...

Mari: Me encantò. No sabia que escribias.

Sueños compartidos dijo...

Hola, antes que todo quiero agradecerte por visitar mi blog (alquimista de palabras)y por el comentario que hiciste, voy iniciando con esto, por iniciativapropia, convicción y apoyo de una gran amiga, a la cual te invito que visites su espacio, es maravilloso al igual que el tuyo. La palabra "reflejo" me gusta mucho, representa muchas cosas, sensaciones, vivencias, recuerdos, sueños... Los mil y un reflejos del ser, me han dejado un exelnte sabor de boca, describe magnificamente los estados de ánimo de nuestro ser, si estas en paz contigo mismo, lo reflejas y se multiplica, por el contrario si estas de los mil demonios ni tu mismo te aguantas y los reflejos terminan por vencerte.

Venus dijo...

Gracias Sueños Compartidos por tu maravilloso comentario. Es muy interesante, porque yo mi misma descubro aspectos del cuento con los comentarios de los lectores. Esto es tan enriquecedor...
Me alegro que dejes mi espacio con un excelente sabor, de eso se trata, de poder ver con claridad, y cuando uno ve primero se perturba...y luego viene el sabor dulce...
Asi es la historia...
Seguimos en contacto voy a visitar el espacio de tu gran amiga.
Besos,
Maria

Carrachina dijo...

a mi los espejos me encantan porque reflejan eso que para mi parece imperceptible, pero esta dentro de nosotros: en este caso la gratitud y felicidad de haberse encontrado multiplicado por mil.

Venus dijo...

Gracias Carrachina, a mi tambien me encantan los espejos... si ves la imagen de Venus en mi blog El Recuerdo de Venus...tiene un espejo.
Y que lindo ver la gratitud y la felicidad multiplicada por mil.
Que se refleje sobre ti una lluvia de bendiciones.
Beso,
Maria

El Viajero Solitario dijo...

Acepto con gusto la invitación que me dejaste en mi blog.
Son sugerentes los espejos. Escribía Borges, en su cuento Tlön, Uqbar, Orbis Tertius, que "los espejos y la cópula son abominables, porque multiplican el número de los hombres". También Cortázar jugaba con los reflejos en su cuento Axolotl.
Volveré por aquí.
Saludos.

Arantza G. dijo...

Encantada de conocer tu blog.
MUy bonita la entrada.
Un beso.

Nunca dejes de sonreír dijo...

Encantada de conocerte!, me ha llamado l atencion este post..,asi que te seguire la pista!;

Besos.

Venus dijo...

Gracias Arantza por la visita !
Beso,
Maria

Venus dijo...

Gracias No dejes de Sonreir, por confiar y seguir la pista :)
Beso,
Maria

Estela dijo...

Hola venus:

Gracias por pasar por mi blog, que historia mas bonita y de las que dejan mensaje, muy buena..

Un abrazo!!

Venus dijo...

Gracias Estela por tu visita!
Besos,
Maria

Javier.S.H dijo...

Gracias por tu comentario Venus y felicidades por tu blog. Un abrazo

J. Marcos B. dijo...

Efectivamente el primer paso es tener paz en uno mismo para luego, difundirla... No hay camino para la paz, la paz es el camino como bien dijo Gandhi. Escribí algo sobre este tema en el blog Tao-Sai, si te interesa, ven, me gustaría tener tu opinion, cuando puedas. Muy buenos blogs los tuyos, sera un placer volver a visitarte cuando pueda.

Un feute abrazo de paz. marcos.

Venus dijo...

Gracias Javier y bienvenido!
Besos,
Maria

Venus dijo...

Gracias Marcos por tu visita y tus generosas huellas. Voy a pasar por tu blog, un gusto!
Besote,
Maria

Narradores A LA OREJA VERDE dijo...

Exquisita tu obra Venus. La evidencia del Ser siempre trae Luz. Las palabras la multiplican...Corazònmente.

Venus dijo...

Gracias Narradores a la Oreja por dejar las huellas de tu corazon en este espacio.
Besos,
Maria

Mistral dijo...

Es una historía preciosa, no te había leído antes
y me alegro de haberlo hecho hoy. Enhorabuena.
Saludos

Adrianina dijo...

Hola. Me sentí reflejada en cada uno de estos prsonajes. Una narrativa muy bien llevada; interesante, profunda.

Te dejo un beso grande y nos seguimos leyendo

Venus dijo...

Gracias Mistral ! Las puertas estan siempre abiertas! Beso,
María

Venus dijo...

Gracias Adrianina! Seguimos transitando el camino juntas, me gusta.
Besos,
María

Anónimo dijo...

Enseñanzas, pura enseñanzas

Monica dijo...

Imaginación frondosa,barroca,espectacular.
Me gustó mucho tu relato y las imágenes realmente fantásticas.
Te felicito.
Cariños Mónica.

Venus dijo...

Gracias Mónica!
Besote,
María

Lascivia dijo...

Un placer ahber entrado a tu blog, una historia màs que imteresante y perfectamente narrada.
Me quedo.
Besos eternos y espero que nuestras visitas continuen.

Venus dijo...

Gracias Lascivia ! Nos mantenemos conectadas por nuestro lazo de palabras...
Beso,
María

jueves, 19 de marzo de 2009

Los Mil y Un Reflejos del Ser

"Yo que sentí el horror de los espejos
no sólo ante el cristal impenetrable
donde acaba y empieza,
inhabitable,
un imposible espacio de reflejos..."
Los Espejos, Jorge Luis Borges.

Hace mucho, mucho tiempo, durante la primera infancia de nuestra civilización, la gente contaba historias. Estas historias con sus adaptaciones locales y temporales se han repetido una y otra vez, de padre a hijo y de maestro a discípulo, formando el tesoro de la philosophia perennis de la humanidad. Agradezco a Swami Chidvilasananda, la gran maestra del linaje de los Siddhas, haberme transmitido la historia semilla de la que surgió esta narración.

Cuenta una antigua leyenda china, que una vez un sabio emperador perteneciente a la dinastía Han mandó a construir en los jardines imperiales, a orillas del río Quian, un pabellón cuyo interior estaba totalmente recubierto de espejos.

Cuando la obra estuvo terminada, el emperador, complacido con su proyecto, pidió a su Primer Ministro que abriera sus puertas a todos los habitantes del imperio para que pudieran disfrutar de este gran calidoscopio y sus mil y un reflejos.

El primero en descubrir el nuevo pabellón fue Xiao Shanbo, el joven Dragón Imperial, quien se había escapado de su guardián para cazas libélulas, su golosina preferida. Xiao Shanbo meneó su cola feliz, a la luz del sol sus escamas brillaban como esmeraldas, sus acuosos ojos verdes titilaron entusiasmados. El dragón lanzó un chillido de alegría, waakkkk, reduciendo a cenizas la copa de un cerezo en flor en el portal del pabellón. Atravesó el atrio del templo, desplegando toda su magnificencia. Este era un lugar digno de Xiao Shanbo, el Gran Dragón Imperial. Vanidoso, llevó su mirada al cielo y ...¡Oh sorpresa!, un dragón lo observaba desafiante desde el techo. Sus escamas se erizaron y su cola se puso en guardia. Su enemigo redobló la guardia también. Pensó en escapar, pero ...¡Oh sorpresa nuevamente! Estaba cara a cara con otro dragón. La hilera de astas doradas alrededor de su cara, se tornó púrpura. Sintió una presencia a sus espaldas, giró rápidamente y ...¡Otro dragón más en la retaguardia! Xiao Shanbo, gritó y pataleó en un pseudo alarde de valentía. Decenas de dragones a su alrededor espejaron su envestida, lanzando también su aliento ácido sobre Xiao Shanbo. El Dragón Imperial abrió su boca, furioso, y vio por un momento el interior de la boca de del contrincante frente a él: era una cueva muy, muy larga y muy, muy oscura, ...la rabiosa lengua bífida y viscosa chorreaba una sustancia verdusca realmente repugnante. El joven dragón se enardeció. Los fuegos del infierno ardían dentro de sus fauces. Cientos de labios rojos flamearon por doquier. ¿Qué ejercito de dragones osaba desafiar a Xiao Shanbo, el último Bola de Fuego Chino? Pero si había otros Bola de Fuego, el ya no era todo lo especial que siempre había creído ser. Xiao Shanbo entró en pánico. Tres toneladas de pánico. “Los verdaderamente hábiles en la guerra someten al ejército enemigo sin batallar” recordó Xiao Shanbo. Y así, siguiendo el consejo del sabio Sun Tzu, maestro en el arte de la guerra, metió su cola entre las patas y voló fuera del templo. Aterrado, se atrincheró detrás de un promontorio de rocas negras, esperando que la estampida de dragones lo aplastara sin compasión. Xiao Shanbo esperó y esperó, elucubrando nuevas estrategias de combate. Pero nada sucedió. Aturdido, regresó al Jardín del Dragón Imperial. Sus escamas lucían opacas, sus ojos desorbitados. Enroscado en su larga cola, llena de espolones, se apoltronó sobre un gran almohadón bordado en seda y oro y, agotado, se durmió.

El siguiente visitante del salón de los espejos fue el anciano maestro Lau Nai Süan, Abad de la Orden de Sabiduría Ancestral, quien se dirigía a meditar junto al Estanque del Pez Dorado. El nuevo edificio llamó su atención y decidió explorar. Al entrar vio una gran cantidad de ancianos de blanca barba y larga cabellera, kimono de seda marrón, y bastón de madera que le sonreían con amabilidad. Miró a su alrededor y la escena se multiplicó…sonrió satisfecho. Cientos de ancianos le respondieron dibujando una benévola sonrisa en sus avejentados rostros. Lau Nai Süan, se reconoció a si mismo en los mil y un reflejos que lo rodeaban. Una carcajada estrepitosa reverberó en el Gran Salón. El Abad se sentía feliz. Y su felicidad se multiplicaba cuantas más imágenes de si mismo descubría. Lleno de humildad y agradecimiento elevó esta antigua plegaria al cielo:

“Oh sol dorado en el cielo azul, impulsor de todo lo que vive,
Concédenos el don de la vista
Que las mas altas cumbres, libres de nubes,
Nos bendigan con su sabiduría y visión,
Que el creador mismo ilumine nuestro corazón,
Que resplandezca a través de nuestros ojos…
…Oh sol magnificente, hermoso de contemplar,
Que aprendemos a ver y veamos claramente con estos,
Nuestros ojos mortales, nuestros ojos humanos”

Y así, orando, salió del Salón de los Espejos. Al legar al portal, dio la vuelta, inclinó su cabeza, llevo sus manos al corazón y se despidió de los mil y un reflejos. “La paz sea contigo”, susurraron los ancianos en los espejos. “y con tu espíritu”, respondió Lau Nai Süan lleno de gozo.

"Si quieres que la paz reine en el mundo debes, primero, tener paz en tu hogar; y para que la paz reine en tu hogar, debes esencialmente vivirla en el templo de tu corazón."
Antiguo Proverbio Chino.
Autora: María Giacobone Carballo. 2006 ©


LOS MIL Y UN REFLEJOS DEL SER. Premiado en Concurso Internacional Homenaje a Mahatma Ghandi. Ed. Pegasso 2006. Publicado en antologìa homónima.

61 comentarios:

Luna dijo...

Hola cielo precioso me gusto mucho la historia asi que te ire sigueindo para leerlas todas
un beso desde mi Luna

Venus dijo...

Gracias Luna!!! La primera seguidora de mi nuevo blog. Te quiero mucho!
Besos,
Maria

Myr dijo...

Bienvenida colega! que gusto!!!
Pasa por mi otro blog Exploraciones del Alma y ahi tengo el post del otonio.

Ahora est tardisimo y no alcanzo a leerte, pero aui estare, tambien en tu otro blog.

Beso muy grande, vuelvo maniana.

Pequeños Soles de Noe dijo...

Venus gracias por pasar por mis Pequeños Soles!
Hermoso el relato y me ha dejado una gran enseñanza.
Un cariño
Noe

sedemiuqse dijo...

Te saludo, hay que leer con tranquilidad.
besitos y amor
je

Janeth dijo...

Hola Venus, gracias por la visita a mi blog, te pase a saludar y me sorprendio la belleza de este cuento, narra con mucha elocuencia y fluides las diferentes facetas del ser, me encanto, muy bello amiga, espero seguir compartiendo contigo.
Besitos
Janeth

Abuela Ciber dijo...

Preciosa narracion.

Si irradiamos paz la misma see reflejara en nuestro entorno o viceversa.

Cariños

Venus dijo...

Gracias Myr! Paso por tu blog Exploraciones del Alma. Suena interesante!
Besos,
Maria

Venus dijo...

Pequeños soles... gracias por iluminar este espacio con tu luz y tu reflexion...
Besos,
Maria

Venus dijo...

Gracias por la visita Je!
Besote,
Maria

Venus dijo...

Janeth, asi es muy buena tu vision, podemos intertrepar el cuento como las diferentes facetas del SER.
Seguimos en contacto,
Beso,
Maria

Venus dijo...

Abuela Ciber, siempre presente, gracias...
Relacionado al tema de los celos me parecio bueno ilustrar con este cuento nuestros "dragones" interiores proyectados en el entorno... La paz nace en el corazon de cada uno de nosotros y desde alli crece en circulos concentricos...
Beso,
Maria

Yoyo dijo...

Genial narración!! :)
Te sigo.
Besos
Yoyo

MV dijo...

He sido Xiao Shanbo. Reconozco las bolas de fuego lanzadas por rabia, por soberbia pero sobre todo por miedo.

He sido Lau Nai Süan. Reconozco las sonrisas, la satisfacción por lo ajeno, la humildad y el agradecimiento.

Pero aún me queda mucho que contemplar y por eso debo seguir visitando el pabellón de los espejos del emperador de la dinastía Han para seguir aprendiendo del reflejo de sus imagenes.

¡Gracias por pasarte por nunca contentos; así tengo el camino abierto a este pabellón mágico y revelador!

Alberich dijo...

Gracias por esta maravilla.
Y por tu visita.
Besos.

Venus dijo...

Gracias Yo Yo por seguir transitando juntas este camino mutuo enriquecimiento.
Besos,
Maria

Venus dijo...

Gracias MV, asi es, lo que escribo son retazos de mi experiencia personal tejidos con los hilos de la fantasia...Yo tambien fui el Dragon, y a veces...todavia aparece...pero lo reconozco. Tambien fui el Abad, pero alli mis ojos no veian calramente por mi orgullo espiritual. Ahora solo busco la paz en mi corazon y ver la chispita Divina en todos y todo lo que me rodea...
Que bueno que sali y pasear y te encontre!!!!
Besos,
Maria

Venus dijo...

Alberich, me encanta salir a pasear y encontrar maravillosos reflejos del Ser.
Besos,
Maria

Anónimo dijo...

Qué hermoso cuento Venus. Gracias por compartir. El reflejo de la alegría se multiplica a través de tu blog.
Un beso.

Alicia la Necia.

LABERINTO ALADO dijo...

No supe cómo publicar con la cuenta Blogger...

LABERINTO ALADO dijo...

Creo que siempre sí supe... jajaja...

Alodia dijo...

Gracias por entrar en mi blog. Nos has regalado una bonita historia y ahora que conozco tu casa vendré a visitarte con tu permiso. Abrazos.

ana dijo...

Pues claro que he aceptado tu invitación. Cómo no iba a hacerlo, y más si me ofreces un cuento.

Encantada niña. Nos seguiremos viendo.

Un besito.

Casa de Los Cuentos dijo...

Hola Venus

Despliega ahora el velamen de tu nave insignia que yo, por mi parte, desde mi casa frente al mar de la palabra, siempre con las puertas abiertas, soplo fuerte en dirección al sur… y te deseo buena suerte.

Un saludo. Jabier.

Mercedes dijo...

Paso a devolverte la visita, y me quito el sombrero: tu cuento es magnífico!

Te aviso de que no podré ser fiel a "Los cuentos de Venus" al 100%, porque... tu otro blog también me ha tentado muchísimo!!!!!!!! :-)

Un beso y hasta muy pronto!

Venus dijo...

Gracias Ana Y Alodia por haber dejado sus bellas huellas en este rincón.
Besos
Maria

Venus dijo...

Jabier, navegamos juntos por este maravilloso mar de la palabra. Buenos vientos para tì.
Besos,
Maria

Venus dijo...

Gracias Mercedes!
Los dos blogs son uno, los cuentos apoyan la tematica de Recuerdos de Venus. Magnifico que leas dos dos. Bienvenida!
Besos,
Maria

angélica beatriz dijo...

Hola querida Venus. Encantada de conocerte.

Gracias por visitar mi espacio, el tuyo es bellísimo. Vendré seguido.

Un beso para ti.

Esbelta dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Esbelta dijo...

Perdón apreté mal algún botón y borre el mensaje, me gustaron tus blogs, estoy iniciándome en la escritura te gustaría pasar a leer lo publique y darme una opinión, sin compromisos, sería de mucho valor para mi. Saludos.

Venus dijo...

Hola Angelica Beatriz,
Gracias por tu visita ! Nos mantenemos en contacto,
Besos,
Maria

Alejandro Ramírez dijo...

Muy hermoso el cuento. Espero que publiques muchos más y espero que me permitas hospedarme como uno de tus seguidores.

También tengo un pequeño blog de cuentos cortos, por si sientes curiosidad.

http://cuentominicuento.blogspot.com/

Venus dijo...

Gracias Alejandro !
Hoy paso a visitarte, con un rico café y el corazon abierto para saborear tus cuentos.
Beso,
Maria

Anónimo dijo...

Mari: Me encantò. No sabia que escribias.

Sueños compartidos dijo...

Hola, antes que todo quiero agradecerte por visitar mi blog (alquimista de palabras)y por el comentario que hiciste, voy iniciando con esto, por iniciativapropia, convicción y apoyo de una gran amiga, a la cual te invito que visites su espacio, es maravilloso al igual que el tuyo. La palabra "reflejo" me gusta mucho, representa muchas cosas, sensaciones, vivencias, recuerdos, sueños... Los mil y un reflejos del ser, me han dejado un exelnte sabor de boca, describe magnificamente los estados de ánimo de nuestro ser, si estas en paz contigo mismo, lo reflejas y se multiplica, por el contrario si estas de los mil demonios ni tu mismo te aguantas y los reflejos terminan por vencerte.

Venus dijo...

Gracias Sueños Compartidos por tu maravilloso comentario. Es muy interesante, porque yo mi misma descubro aspectos del cuento con los comentarios de los lectores. Esto es tan enriquecedor...
Me alegro que dejes mi espacio con un excelente sabor, de eso se trata, de poder ver con claridad, y cuando uno ve primero se perturba...y luego viene el sabor dulce...
Asi es la historia...
Seguimos en contacto voy a visitar el espacio de tu gran amiga.
Besos,
Maria

Carrachina dijo...

a mi los espejos me encantan porque reflejan eso que para mi parece imperceptible, pero esta dentro de nosotros: en este caso la gratitud y felicidad de haberse encontrado multiplicado por mil.

Venus dijo...

Gracias Carrachina, a mi tambien me encantan los espejos... si ves la imagen de Venus en mi blog El Recuerdo de Venus...tiene un espejo.
Y que lindo ver la gratitud y la felicidad multiplicada por mil.
Que se refleje sobre ti una lluvia de bendiciones.
Beso,
Maria

El Viajero Solitario dijo...

Acepto con gusto la invitación que me dejaste en mi blog.
Son sugerentes los espejos. Escribía Borges, en su cuento Tlön, Uqbar, Orbis Tertius, que "los espejos y la cópula son abominables, porque multiplican el número de los hombres". También Cortázar jugaba con los reflejos en su cuento Axolotl.
Volveré por aquí.
Saludos.

Arantza G. dijo...

Encantada de conocer tu blog.
MUy bonita la entrada.
Un beso.

Nunca dejes de sonreír dijo...

Encantada de conocerte!, me ha llamado l atencion este post..,asi que te seguire la pista!;

Besos.

Venus dijo...

Gracias Arantza por la visita !
Beso,
Maria

Venus dijo...

Gracias No dejes de Sonreir, por confiar y seguir la pista :)
Beso,
Maria

Estela dijo...

Hola venus:

Gracias por pasar por mi blog, que historia mas bonita y de las que dejan mensaje, muy buena..

Un abrazo!!

Venus dijo...

Gracias Estela por tu visita!
Besos,
Maria

Javier.S.H dijo...

Gracias por tu comentario Venus y felicidades por tu blog. Un abrazo

J. Marcos B. dijo...

Efectivamente el primer paso es tener paz en uno mismo para luego, difundirla... No hay camino para la paz, la paz es el camino como bien dijo Gandhi. Escribí algo sobre este tema en el blog Tao-Sai, si te interesa, ven, me gustaría tener tu opinion, cuando puedas. Muy buenos blogs los tuyos, sera un placer volver a visitarte cuando pueda.

Un feute abrazo de paz. marcos.

Venus dijo...

Gracias Javier y bienvenido!
Besos,
Maria

Venus dijo...

Gracias Marcos por tu visita y tus generosas huellas. Voy a pasar por tu blog, un gusto!
Besote,
Maria

Narradores A LA OREJA VERDE dijo...

Exquisita tu obra Venus. La evidencia del Ser siempre trae Luz. Las palabras la multiplican...Corazònmente.

Venus dijo...

Gracias Narradores a la Oreja por dejar las huellas de tu corazon en este espacio.
Besos,
Maria

Mistral dijo...

Es una historía preciosa, no te había leído antes
y me alegro de haberlo hecho hoy. Enhorabuena.
Saludos

Adrianina dijo...

Hola. Me sentí reflejada en cada uno de estos prsonajes. Una narrativa muy bien llevada; interesante, profunda.

Te dejo un beso grande y nos seguimos leyendo

Venus dijo...

Gracias Mistral ! Las puertas estan siempre abiertas! Beso,
María

Venus dijo...

Gracias Adrianina! Seguimos transitando el camino juntas, me gusta.
Besos,
María

Anónimo dijo...

Enseñanzas, pura enseñanzas

Monica dijo...

Imaginación frondosa,barroca,espectacular.
Me gustó mucho tu relato y las imágenes realmente fantásticas.
Te felicito.
Cariños Mónica.

Venus dijo...

Gracias Mónica!
Besote,
María

Lascivia dijo...

Un placer ahber entrado a tu blog, una historia màs que imteresante y perfectamente narrada.
Me quedo.
Besos eternos y espero que nuestras visitas continuen.

Venus dijo...

Gracias Lascivia ! Nos mantenemos conectadas por nuestro lazo de palabras...
Beso,
María

 
template by suckmylolly.com - header image (c) historypicks.com