martes, 23 de febrero de 2010

Sobre el Amor y la Locura...

Cuentan que una vez se reunieron en un lugar de la tierra todos los sentimientos y cualidades de los hombres.

Cuando El Aburrimiento había bostezado por tercera vez, La Locura como siempre tan loca, les propuso: ¿Vamos a jugar a las escondidas?

La Intriga levantó la ceja intrigada y La Curiosidad sin poder contenerse preguntó: ¿A las escondidas? ¿Y cómo es eso?

Es un juego, explicó La Locura, En que yo me tapo la cara y comienzo a contar, desde uno a un millón mientras ustedes se esconden y cuando yo haya terminado de contar, el primero de ustedes que encuentre ocupará mi lugar para continuar el juego.

El entusiasmo bailó secundado por La Euforia. La Alegría dio tantos saltos que
terminó por convencer a La Duda, e incluso a La Apatía, a la que nunca le interesaba nada. Pero no todos quisieron participar, La Verdad prefirió no
esconderse. ¿Para qué? si al final siempre la hallan. La Soberbia opinó que
era un juego muy tonto (En el fondo lo que le molestaba era que la idea no
hubiese sido de ella) y La Cobardía prefirió no arriesgarse...

Uno, Dos, Tres...; comenzó a contar La Locura. La primera en esconderse fue La
Pereza, que como siempre se dejó caer tras la primera piedra del camino. La Fe
subió al cielo y La Envidia se escondió tras la sombra del Triunfo que con su
propio esfuerzo había logrado subir a la copa del árbol más alto.

La Generosidad casi no alcanzaba a esconderse, cada sitio que hallaba le parecía
maravilloso para cada uno de sus amigos, que si ¿un lago cristalino?: Ideal para
La Belleza. Que si ¿la hendija de un árbol?: Perfecto para La Timidez.
Que si ¿el vuelo de una mariposa?: Lo mejor para La Voluptuosidad. Que si
¿una ráfaga de viento?: Magnífica para La Libertad. Así terminó por ocultarse
en un rayito de sol.

El egoísmo, en cambio, encontró un sitio muy bueno desde el principio,
ventilado, cómodo... pero sólo para él.

La Mentira se escondió en el fondo de los océanos (Mentira, en realidad se
escondió detrás del arco iris) y La Pasión y El Deseo en el Centro de los
Volcanes.

El Olvido... se me olvidó donde se escondió... pero eso no es importante.

Cuando La Locura contaba, El Amor aún no había encontrado sitio para
esconderse, pues todo se encontraba ocupado... hasta que divisó un rosal y
enternecido decidió esconderse entre sus flores.

Un millón; contó La Locura y comenzó a buscar. La primera en
salir fue La Pereza sólo a tres pasos de una piedra. Después se escuchó a La Fe
discutiendo con Dios sobre Teología, y La Pasión y El Deseo los sintió en el
vibrar de los volcanes. En un descuido encontró a La Envidia y claro, así pudo
deducir dónde estaba El Triunfo. El Egoísmo no tuvo ni que buscarlo; Él solito
salió disparado de su escondite que había resultado ser un nido de avispas. De
tanto caminar sintió sed y al acercarse al lago descubrió a La Belleza y con La
Duda resultó más fácil todavía, pues la encontró sentada sobre una cerca sin
decidir aún de qué lado esconderse.

Así fue encontrando a todos, El Talento entre la hierba fresca, a La Angustia
en una oscura cueva, a La Mentira detrás del arco iris... (mentira, si ella
estaba en el fondo del océano) y hasta El Olvido... que ya se le había olvidado
que estaba jugando a las escondidas, pero sólo el amor no aparecía por ningún
sitio.

La Locura buscó detrás de cada árbol, bajo cada arroyuelo del planeta, en la
cima de las montañas y cuando estaba por darse por vencida divisó un rosal y las
rosas... y tomó una horquilla y comenzó a mover las ramas, cuando de pronto un
doloroso grito se escuchó: las espinas habían herido los ojos del Amor: La
Locura no sabía qué hacer para disculparse, lloró, imploró, pidió perdón y hasta
prometió ser su lazarillo.

Desde entonces, desde que por primera vez se jugó a las escondidas en la
tierra...

El Amor es ciego y La Locura siempre lo acompaña.


María Giacobone Carballo

Inspirada en leyenda popular anónima.

22 comentarios:

*Luna dijo...

Hola cielo una bonita leyenda
un beso corazon

María Giacobone Carballo dijo...

Gracias a vos Luna por tu calida presencia!
Beso,
María

Maria de las Mercedes dijo...

Que gran verdad, es cierto siempre el amor tiene un dejo de locura, y las locuras que se hacen por amor y en nombre del amor no tienen parangon, lo digo por que casi mori de amor..

María Giacobone Carballo dijo...

Hay una carta en el Tarot,
"El Loco", se ve un hombre feliz...casi levitando al borde de un precipicio...con un pie afuera...listo para saltar...y ni siquiera sabe si hay red para sostenerlo...eso es el amor!!! Entiendo Mechi que casi moriste de amor :)
Beso,
María

Anónimo dijo...

gracias por darnos esa posibilidad de leer esa leyenda tan maravillosa como es el amor mismo el amor duele te dice una que todavia no sale de la caida porque perdio su amor,el la dejo y yo muero de amor,el amor todo lo puede pero tambien mata eso es parte de locura lastima no algo tan bello como es el amor,sentirse amada y que te amen,es lo mas

Gaspar dijo...

Me ha encantado. Muchas gracias.

María Giacobone Carballo dijo...

Gracias Gaspar! Beso, Maria

Mar.M. dijo...

Que hermoso relato !!!! El amor incluye la locura, y las espinas y las rosas, que este había elegido como guarida. Gracias María !!!!

María Giacobone Carballo dijo...

Gracias Marcela por dejar tus bellas huellas en el blog! Besos, María

Zilniya - Microversos - Ecologismo Literario dijo...

Uno de las mejores fábulas que he leído en mucho tiempo, ¡enhorabuena!

Se denota mucho ingenio en la forma de dar personalidad a cada sentimiento con sus comportamientos y elecciones (incluso La Duda, por su no elegir). :D

María Giacobone Carballo dijo...

Gracias Zilniya! Realmente cada sentimiento se muestra
como es... es una joyita para re leer. Besos, María

patricia dijo...

Conocia esta historia, y siempre la cuento cada vez que critican mi amor por una personita en especial , que no me es correspondido como yo quiero, si no, como él puede y quiere. Por eso el "Amor es ciego y la locura lo sigue detras"(asi es la frase final del que yo cozco). hay otra leyenda que tambien trata de los sentimientos, pero en este caso son los protagonistitas , nuestro amado Amor, y el Tiempo!!!

Lafrau dijo...

Hubiera sido muy interesante participar de aquella reunión.
Te leo.

María Giacobone Carballo dijo...

Es verdad Lafrau!
Quien te hubiera gustado ser? Me identifico con La Alegría bailando con La Euforia. O El Entusiasmo, convenciendo a La Duda.
Besos,
Maria

Anónimo dijo...

Sumamente tierno, que haríamos en el mundo si no existieran el amor y la locura? Gracias María, me gustó mucho lo tuyo!!!
Si tengo que hacer una elección...mmmm me quedo con la pasion y la locura,besos María
-Mery-

Anónimo dijo...

Muy hermoso!!!!! Gracias por compartir y hacernos llegar estos relatos..

Myr dijo...

A mi me gusta tener un poco de todo según el día. En la enorme variedad y mezcla está nuestra riqueza.

Gracias por tu comentario dejado en mi blog. La frase es muy linda: en efecto, la mujer es más intuitiva que el hombre.

Besos y bienvenida a mi casita siempre que lo desees.

Estrella Altair dijo...

Todos tenemos esos sentimientos los disfrutamos, los ejercemos, los sabemos.. forman parte de nuestro yo... y el que esté libre que tire la primera piedra..

Yo al menos intento manejarme con mis fragilidades y mis virtudes....

intentando sobre todo ser feliz.

Gracias por tu entrada en mi blog, por salir del silencio y por permitirme conocerte un poquito..

Un besazo muy fuerte

Mercedes dijo...

Un relato fantástico, imaginativo y muy didáctico. Me ha encantado.
Un placer esta visita.
Hasta la vista.

anamorgana dijo...

Un placer pasar por aquí y leer una leyenda tan bella.Así es el amor.
Gracias por pasar por mi blog y hacer que conozca el tuyo.
Saludos

Arruillo dijo...

Preciosa leyenda y magnífico final.
El blog me parece muy bueno.
Besos

Juan Francisco dijo...

No la conocía, amiga Maria, y es preciosa. Una historia para contar a los nietos al lado de la lumbre, como nos las contaban antiguamente nuestros abuelitos. Me has traido hermosos recuerdos... gracias por ello, amiga mía. Un abrazo muy fuerte.

martes, 23 de febrero de 2010

Sobre el Amor y la Locura...

Cuentan que una vez se reunieron en un lugar de la tierra todos los sentimientos y cualidades de los hombres.

Cuando El Aburrimiento había bostezado por tercera vez, La Locura como siempre tan loca, les propuso: ¿Vamos a jugar a las escondidas?

La Intriga levantó la ceja intrigada y La Curiosidad sin poder contenerse preguntó: ¿A las escondidas? ¿Y cómo es eso?

Es un juego, explicó La Locura, En que yo me tapo la cara y comienzo a contar, desde uno a un millón mientras ustedes se esconden y cuando yo haya terminado de contar, el primero de ustedes que encuentre ocupará mi lugar para continuar el juego.

El entusiasmo bailó secundado por La Euforia. La Alegría dio tantos saltos que
terminó por convencer a La Duda, e incluso a La Apatía, a la que nunca le interesaba nada. Pero no todos quisieron participar, La Verdad prefirió no
esconderse. ¿Para qué? si al final siempre la hallan. La Soberbia opinó que
era un juego muy tonto (En el fondo lo que le molestaba era que la idea no
hubiese sido de ella) y La Cobardía prefirió no arriesgarse...

Uno, Dos, Tres...; comenzó a contar La Locura. La primera en esconderse fue La
Pereza, que como siempre se dejó caer tras la primera piedra del camino. La Fe
subió al cielo y La Envidia se escondió tras la sombra del Triunfo que con su
propio esfuerzo había logrado subir a la copa del árbol más alto.

La Generosidad casi no alcanzaba a esconderse, cada sitio que hallaba le parecía
maravilloso para cada uno de sus amigos, que si ¿un lago cristalino?: Ideal para
La Belleza. Que si ¿la hendija de un árbol?: Perfecto para La Timidez.
Que si ¿el vuelo de una mariposa?: Lo mejor para La Voluptuosidad. Que si
¿una ráfaga de viento?: Magnífica para La Libertad. Así terminó por ocultarse
en un rayito de sol.

El egoísmo, en cambio, encontró un sitio muy bueno desde el principio,
ventilado, cómodo... pero sólo para él.

La Mentira se escondió en el fondo de los océanos (Mentira, en realidad se
escondió detrás del arco iris) y La Pasión y El Deseo en el Centro de los
Volcanes.

El Olvido... se me olvidó donde se escondió... pero eso no es importante.

Cuando La Locura contaba, El Amor aún no había encontrado sitio para
esconderse, pues todo se encontraba ocupado... hasta que divisó un rosal y
enternecido decidió esconderse entre sus flores.

Un millón; contó La Locura y comenzó a buscar. La primera en
salir fue La Pereza sólo a tres pasos de una piedra. Después se escuchó a La Fe
discutiendo con Dios sobre Teología, y La Pasión y El Deseo los sintió en el
vibrar de los volcanes. En un descuido encontró a La Envidia y claro, así pudo
deducir dónde estaba El Triunfo. El Egoísmo no tuvo ni que buscarlo; Él solito
salió disparado de su escondite que había resultado ser un nido de avispas. De
tanto caminar sintió sed y al acercarse al lago descubrió a La Belleza y con La
Duda resultó más fácil todavía, pues la encontró sentada sobre una cerca sin
decidir aún de qué lado esconderse.

Así fue encontrando a todos, El Talento entre la hierba fresca, a La Angustia
en una oscura cueva, a La Mentira detrás del arco iris... (mentira, si ella
estaba en el fondo del océano) y hasta El Olvido... que ya se le había olvidado
que estaba jugando a las escondidas, pero sólo el amor no aparecía por ningún
sitio.

La Locura buscó detrás de cada árbol, bajo cada arroyuelo del planeta, en la
cima de las montañas y cuando estaba por darse por vencida divisó un rosal y las
rosas... y tomó una horquilla y comenzó a mover las ramas, cuando de pronto un
doloroso grito se escuchó: las espinas habían herido los ojos del Amor: La
Locura no sabía qué hacer para disculparse, lloró, imploró, pidió perdón y hasta
prometió ser su lazarillo.

Desde entonces, desde que por primera vez se jugó a las escondidas en la
tierra...

El Amor es ciego y La Locura siempre lo acompaña.


María Giacobone Carballo

Inspirada en leyenda popular anónima.

22 comentarios:

*Luna dijo...

Hola cielo una bonita leyenda
un beso corazon

María Giacobone Carballo dijo...

Gracias a vos Luna por tu calida presencia!
Beso,
María

Maria de las Mercedes dijo...

Que gran verdad, es cierto siempre el amor tiene un dejo de locura, y las locuras que se hacen por amor y en nombre del amor no tienen parangon, lo digo por que casi mori de amor..

María Giacobone Carballo dijo...

Hay una carta en el Tarot,
"El Loco", se ve un hombre feliz...casi levitando al borde de un precipicio...con un pie afuera...listo para saltar...y ni siquiera sabe si hay red para sostenerlo...eso es el amor!!! Entiendo Mechi que casi moriste de amor :)
Beso,
María

Anónimo dijo...

gracias por darnos esa posibilidad de leer esa leyenda tan maravillosa como es el amor mismo el amor duele te dice una que todavia no sale de la caida porque perdio su amor,el la dejo y yo muero de amor,el amor todo lo puede pero tambien mata eso es parte de locura lastima no algo tan bello como es el amor,sentirse amada y que te amen,es lo mas

Gaspar dijo...

Me ha encantado. Muchas gracias.

María Giacobone Carballo dijo...

Gracias Gaspar! Beso, Maria

Mar.M. dijo...

Que hermoso relato !!!! El amor incluye la locura, y las espinas y las rosas, que este había elegido como guarida. Gracias María !!!!

María Giacobone Carballo dijo...

Gracias Marcela por dejar tus bellas huellas en el blog! Besos, María

Zilniya - Microversos - Ecologismo Literario dijo...

Uno de las mejores fábulas que he leído en mucho tiempo, ¡enhorabuena!

Se denota mucho ingenio en la forma de dar personalidad a cada sentimiento con sus comportamientos y elecciones (incluso La Duda, por su no elegir). :D

María Giacobone Carballo dijo...

Gracias Zilniya! Realmente cada sentimiento se muestra
como es... es una joyita para re leer. Besos, María

patricia dijo...

Conocia esta historia, y siempre la cuento cada vez que critican mi amor por una personita en especial , que no me es correspondido como yo quiero, si no, como él puede y quiere. Por eso el "Amor es ciego y la locura lo sigue detras"(asi es la frase final del que yo cozco). hay otra leyenda que tambien trata de los sentimientos, pero en este caso son los protagonistitas , nuestro amado Amor, y el Tiempo!!!

Lafrau dijo...

Hubiera sido muy interesante participar de aquella reunión.
Te leo.

María Giacobone Carballo dijo...

Es verdad Lafrau!
Quien te hubiera gustado ser? Me identifico con La Alegría bailando con La Euforia. O El Entusiasmo, convenciendo a La Duda.
Besos,
Maria

Anónimo dijo...

Sumamente tierno, que haríamos en el mundo si no existieran el amor y la locura? Gracias María, me gustó mucho lo tuyo!!!
Si tengo que hacer una elección...mmmm me quedo con la pasion y la locura,besos María
-Mery-

Anónimo dijo...

Muy hermoso!!!!! Gracias por compartir y hacernos llegar estos relatos..

Myr dijo...

A mi me gusta tener un poco de todo según el día. En la enorme variedad y mezcla está nuestra riqueza.

Gracias por tu comentario dejado en mi blog. La frase es muy linda: en efecto, la mujer es más intuitiva que el hombre.

Besos y bienvenida a mi casita siempre que lo desees.

Estrella Altair dijo...

Todos tenemos esos sentimientos los disfrutamos, los ejercemos, los sabemos.. forman parte de nuestro yo... y el que esté libre que tire la primera piedra..

Yo al menos intento manejarme con mis fragilidades y mis virtudes....

intentando sobre todo ser feliz.

Gracias por tu entrada en mi blog, por salir del silencio y por permitirme conocerte un poquito..

Un besazo muy fuerte

Mercedes dijo...

Un relato fantástico, imaginativo y muy didáctico. Me ha encantado.
Un placer esta visita.
Hasta la vista.

anamorgana dijo...

Un placer pasar por aquí y leer una leyenda tan bella.Así es el amor.
Gracias por pasar por mi blog y hacer que conozca el tuyo.
Saludos

Arruillo dijo...

Preciosa leyenda y magnífico final.
El blog me parece muy bueno.
Besos

Juan Francisco dijo...

No la conocía, amiga Maria, y es preciosa. Una historia para contar a los nietos al lado de la lumbre, como nos las contaban antiguamente nuestros abuelitos. Me has traido hermosos recuerdos... gracias por ello, amiga mía. Un abrazo muy fuerte.

 
template by suckmylolly.com - header image (c) historypicks.com